Alojamientos Zona de Los Grandes Lagos

En esta región agrupamos a Villa Rumipal, Villa del Dique, Embalse de Calamuchita, localidades costeras del lago del Embalse y a la vera de los ríos confluentes tenemos Villa Amancay, Amboy, San Ignacio, Villa Quillinzo, La Cruz, Villa Cañada del Sauce y Río de los Sauces.

VILLA RUMIPAL

El asentamiento de un campamento de obreros en el 1920 comenzó a darle vida, hasta que diez años después, Gustavo Riemann, quien poseía tierras en el lugar, fundó a su querida Villa Rumipal. Surgida entre la Ruta 5 y el Lago del Embalse de Río Tercero, es conocida dentro de Calamuchita como la localidad de los deportes náuticos.
Con una amplia infraestructura turística, está preparada para todas las estaciones del año, habiendo generado en las últimas décadas una grilla de eventos que la hace aún más atractiva, dentro de los que se pueden contar encuentros de motos, de jets radiocontrolados, el Festival del Lago, y muchos más.
Villa Rumipal permite actividades como el buceo y la pesca, además de contar con lugares como la Reserva Natural Pumakawa o el Museo Regional Estrella de Piedra, ambos con un objetivo diferente pero mostrando lo que es natural, histórico, actual y emblemático de nuestras tierras calamuchitanas.
Rumipal es lago. Rumipal es agua. Rumipal está preparada para que la visites siempre.

VILLA DEL DIQUE

Al conducir por la Ruta 5, que une a la mayor parte de las poblaciones calamuchitanas, una mano gigante saluda a la entrada de Villa del Dique. Pueblo tranquilo, con una población estable que le da vida los 365 días del año, se ve más alegre cuando recibe al turista que decide acampar en su hermoso camping o hacer uso de los alojamientos de categoría que allí se ofrecen.
Fundada en 1935 y bautizada por Mateo Osella y Enrique Marandino de esa forma a raíz de la inauguración del Dique Embalse de Río Tercero un año antes, es otra de las villas bañadas por el lago. A pesar de su cercanía con Villa Rumipal y sus características que permiten actividades similares, como la pesca y los deportes náuticos, tiene una impronta muy propia que le ha dado el nombre de “La Perla de Calamuchita”.
Villa del Dique es la fusión entre sierras y lago; entre tierra y agua. Y es una excelente propuesta para tu elección en estas vacaciones

EMBALSE DE CALAMUCHITA

Una de las localidades más grandes e importantes de Calamuchita, de hecho una ciudad, es Embalse. Reconocida por la Central Nuclear, la Unidad Turística y el lago más grande de la provincia de Córdoba, perfecto para la motonáutica, la pesca, el buceo y el remo, por ejemplo, atrae durante todo el año a miles de turistas.
Pero además cuenta con dos lugares excelentes para una caminata a modo de safari fotográfico: ellos son el Cerro Pistarini y el Cerro de los Enamorados.
Embalse tiene también una grilla de eventos que lo hace atractivo en cada época. El Festival “Un Canto a la Vida” en enero y la “Fiesta de la Primavera” en septiembre, son dos de las organizaciones que mayor concurrencia generan.
La ciudad tiene de todo. Desde recomendables establecimientos gastronómicos y hoteleros hasta diversas maneras de divertirte en la noche. Los pubs y el casino son dos propuestas sumamente tentadoras para quienes la visitan.
Embalse es una ciudad que mantiene mucho de la esencia pueblerina. Tienes que conocerla.

VILLA AMANCAY

Cuenta la leyenda que una india enamorada de un guerrero común, salió en búsqueda de su amado luego de que el padre de ella lo desterrara por tal motivo. Él regresó, pero a su amada nadie la volvió a ver jamás por mucho que la buscaron. En lugar de la india apareció una extraña flor amarilla con rayas marrones que los Comechingones bautizaron con el nombre de ella: Amancay. Así nace la historia de un pequeño pueblo del interior de Córdoba que hoy va rumbo a sus bodas de diamante, con un crecimiento sostenido que se dio en dos momentos históricos. El primero fue la construcción de la Central Hidroeléctrica de Cerro Pelado, que se encuentra a un par de kilómetros y produjo el asentamiento de muchos pobladores. Y el segundo fue en el 2011 con la realización del asfalto que une a la Ruta Provincial 5 con la Villa serrana, conocida como la Flor Calamuchitana.
Actualmente la localidad de unos 700 habitantes estables ofrece servicios cabañeros al visitante y la posibilidad de refrescarse en alguno de los varios balnearios con los que cuenta. El más famoso es La Cascada, elegido por la mayoría, pero también están La Ollita y La Pileta. Además, el ejido alcanza gran parte de Arroyo Corto, razón por la cual decenas de pescadores pasan por el pueblo los fines de semana.
Con una tranquilidad que la caracteriza, Villa Amancay es uno de esos pueblos donde los niños pueden jugar en la calle sin riesgos y los adultos salir a dar una vuelta sin miedo a la inseguridad. A 23 kilómetros de Santa Rosa de Calamuchita, te espera para que la disfrutes en plenitud. Serás bienvenido.

AMBOY

Hay dos motivos por los que todo el mundo conoce a Amboy: es la tierra donde nació el creador del Código Civil, Dr. Dalmacio Vélez Sarsfield, y también el lugar del natalicio de Edgar Efraín Fuentes, más conocido como Gary, uno de los cantantes cordobeses que marcó la historia del cuarteto y la balada de una provincia para siempre.
Amboy es un pueblito pequeño, de costumbres bien criollas, de construcciones de adobe y un almacén de ramos generales, que lleva sirviendo innumerables litros de bebidas espirituosas a los lugareños durante décadas. Es esa localidad de apenas un centenar de habitantes donde todo lleva el nombre de Dalmacio; la escuela primaria, la escuela secundaria, el club social y deportivo, el museo, y lo que sea que surja de la participación de la gente.
Como en todo pueblo, sus habitantes amables trabajan muchas veces para ofrecerle al turista una artesanía, un pan casero e incluso algún licor artesanal. Por eso esperan a sus visitantes en cada temporada pero también en cada fin de semana largo. Amboy te espera. Conocelo.

SAN IGNACIO – VILLA QUILLINZO

Entre Santa Rosa de Calamuchita y Villa Rumipal se encuentra un desvío que conduce a San Ignacio, Amboy y Villa Amancay. Es la nueva Ruta Provincial 23, inaugurada hace sólo un par de años atrás.
Para llegar a San Ignacio es necesario cruzar un ancho puente en el que es común encontrarse con pescadores sosteniendo sus cañas. En ambos lados del río, asadores y butacas de material son una verdadera invitación durante todo el año a tirar carne a la parilla y disfrutar de una jornada al aire libre. A unos metros, una entrada con el nombre del pueblo asegura tu llegada a dicha localidad.
Con una población pacífica, almacenes, una plaza central y dos o tres edificios como la Comuna, el Destacamento Policial y el Dispensario, es el típico pueblito serrano en el que reina la paz. Tiene un gran ejido, pero la mayoría de los habitantes están concentrados en un reducido espacio, por lo que se necesita sólo un día para conocerlo completo. Aunque la calidez de su gente y la tranquilidad del lugar convencen a cualquiera de pasar unos días allí.
San Ignacio es la primera localidad esperándote sobre la Ruta 23.
En tanto, y al seguir por la misma y atravesar Amboy y Villa Amancay, podrás encontrarte con la magia de Villa Quillinzo. Localidad pujante de la región, está camino a La Cruz por la ruta alternativa. Quillinzo ofrece lago y hospitalidad serrana.
Si venís a Calamuchita, San Ignacio y Villa Quillinzo te van a dejar un recuerdo imborrable.

CAÑADA DEL SAUCE – RÍO DE LOS SAUCES – LA CRUZ

Quizás La Cruz es la más sobresaliente de las tres. Le debe su nombre a una cruz inmensa que se encuentra en una de las partes más altas del pueblo y desde donde se puede observar hasta que las sierras lo permiten. Una localidad tranquila dedicada principalmente al agro ha sabido darle una oferta al turismo a través de un balneario sumamente atractivo, que verano tras verano se llena de vecinos y visitantes que desean refrescarse en sus aguas.
Quien visita La Cruz no puede dejar de pasar, además, por la Capilla y la plaza que se encuentra frente a ella, emblema de los cruceños.
Fundada el 11 de mayo de 1879, cada septiembre le rinde culto a la Virgen de la Merced, Patrona del lugar.
La Cruz es un buen lugar para reflexionar y descansar. Pero si lo que usted busca es sana diversión, también la va a encontrar. Es que en verano, los lugareños trabajan arduamente para brindarle a quienes los eligen uno de los eventos más grandes de la región: el Festival del Balneario.
Asimismo, y a unos cuantos kilómetros, Cañada del Sauce y Río de los Sauces te van a sorprender con sus aguas y pictografías indígenas. Sus balnearios y campings están considerados dentro de los mejores de la región.
Pasate. Serás bienvenido en La Cruz, Cañada del Sauce y Río de los Sauces.